sábado, 25 de mayo de 2013

EVALUACION



Evaluar es una de las competencias que considero indispensables para el docente del siglo XXI ya que actualmente se conocen aspectos del aprendizaje que antes no eran comprendidos y que transformaron por completo el rígido paradigma evaluador, ahora se busca que el alumno construya su propio conocimiento y no se pretende la homogeneidad en el método de aprendizaje, puesto que en la actualidad es fundamental que el maestro tome en cuenta las capacidades particulares y globales de cada alumno y de su grupo.

La evaluación no es un tema que aplique únicamente a la educación, a lo largo de la vida se realizan diversos exámenes fuera de las instituciones educativas, simplemente para acceder a un permiso propio de conducir es necesaria la aprobación de dos evaluaciones una práctica y otra escrita, es común escuchar de las evaluaciones a empresas  para certificarlas o en el caso de los restaurantes anualmente se les realiza una inspección que tiene por objetivo una evaluación para corroborar que cumpla con los estándares de limpieza adecuadas para otorgarle un reconocimiento y autorización para seguir atendiendo a las personas.

El significado de la palabra evaluación es: acción de estimar, apreciar, calcular o señalar el valor de algo, al aplicarlo a la temática educativa  según Jesús Carlos Guzmán (2009) esta debe tener como meta principal averiguar de manera fehaciente y clara lo adquirido por los alumnos y sobre todo que, a partir de este conocimiento mejorar la enseñanza, es decir que cualquier clase de método que el docente seleccione para evaluar debe arrojar como resultado final lo aprendido por los estudiantes.

Perrenoud ( 2004) sostiene que para lograr una buena evaluación es fundamental una observación continua del alumno, es decir que no se pierda de vista el proceso de aprendizaje por tomar en cuenta únicamente el resultado de un examen, el autor explica que “La evaluación continua completa una función sumativa, incluso certificativa, porque nada reemplaza la observación de los alumnos en el trabajo, del mismo modo que juzgamos al albañil «al pie de la pared», normalmente, más que en una «prueba de albañilería»”.

Uno de los aspectos que es importante mencionar al hablar de la evaluación en el tema de la educación es el impacto que esta tiene en los alumnos, Zabalza (2003) explica algunas de ellas: la repercusión en su moral y su autoestima en su motivación hacia el aprendizaje, en la familia, etc. Otras más visibles y objetivables: repercusiones académico-administrativas (si aprueba o no, si promociona o no, si obtiene el título o no, si puede mantener un expediente académico de “excelencia” o se ha de conformar con uno “normalillo”) o las económicas (pagar nueva matrícula, tener que mantenerse fuera de casa por más tiempo, acceder a una beca, etc.).

Los docentes del siglo XXI se enfrentan a la evaluación de competencia, lo cual genera en muchas ocasiones por no conocer los métodos adecuados una errónea estimación de los aprendizajes, ya que evaluar una competencia es ajustar las actividades a un aspectos que nunca se terminada de desarrollar, ningún docente puede decir que una competencia se ha desarrollado por completo ya que estas se amplían en el día a día, siempre podemos aprender más.

Al saber lo  que significa y lo que es evaluar y las grandes consecuencias que sus resultados dan a nuestros alumnos y después de dejar claro que evaluar competencias genera un reto más elevado, es indispensable mencionar la forma en que se deben seleccionar los instrumentos para realizar una correcta evaluación, los tipos y los momentos de su aplicación, para dar respuesta a lo anterior se consulto el libro “¿Cómo evaluar competencias didácticas?” de Jesús Carlos Guzmán (2009), en los cual se catalogo la siguiente información:


Evaluar conformación de competencias

-Evaluar la parte conceptual o teórica de las competencias: pruebas objetivas y de ensayo.
-Evaluar aspectos procedimentales o de ejecución, así como actitudes: Pruebas de ejecución y el portafolio, sin olvidar, una de las recientes  y las rúbricas.

Momentos de la evaluación

1.-Evaluación diagnóstica. Se efectúa antes de presentarles a los alumnos el programa y las actividades planeadas. ¿Para qué se realiza esto?: en primer lugar identificar los conocimientos e ideas previas que tienen los alumnos sobre el tema, y como parámetro para evaluar la efectividad del curso.
2.- Evaluación formativa. Es la realizada durante la impartición del curso y sirve de retroalimentación, dando oportunidad al docente de ajustar su enseñanza.
3.-Evaluación Sumaria. Es la que todos conocemos y es efectuada al concluir la enseñanza para valorar integralmente el aprendizaje de los alumnos y, generalmente, otorgar una calificación final o acreditación.

Técnicas de evaluación

- Técnicas de Auto informe: Por ejemplo: entrevistas, cuestionarios, inventarios.
- Técnicas de Auto observación: Registro anecdótico, cédula de observación, sociometría.

Instrumentos para evaluar el conocimiento

Las pruebas objetivas cuando están bien hechas y cumplen con los requisitos especificados pueden medir los niveles de conocimiento, comprensión y aún aplicación del conocimiento. Verificar el logro de estos procesos por parte de los alumnos es importante; sin embargo, no debe perderse de vista que hay otros igualmente relevantes.
Una prueba de ensayo es un tipo de evaluación en la que, por medio de pocas preguntas, se puede explorar el manejo personalizado de la información y la originalidad de la respuesta del estudiante
 La rúbrica es una herramienta para calificar lo realizado por los educandos donde se describen las cualidades que debe cumplir un trabajo, ejecución o tarea; para hacerlo se desglosan en sus dimensiones principales, se especifica lo que constituyen los niveles aceptables y no aceptables para calificar cada una de esas dimensiones

Tipos de instrumentos para evaluar los procedimientos

Los instrumentos de evaluación para el contenido procedimental son la lista cotejable y las escalas de calificación y de productos.
Las listas cotejables: Son instrumentos que de manera sistemática registran los comportamientos observables, señalan la presencia o ausencia del rasgo por evaluar.
Evaluación de actitudes: escalas, diarios de clase, registros anecdóticos, auto informes, realizaciones de los alumnos tales como: cuadernos de trabajo, investigaciones o el portafolio

- La prueba de portafolio se define como un tipo de evaluación consistente en reunir de manera sistemática y propositiva una muestra de los trabajos y tareas del alumno (ensayos, proyectos, dibujos, trabajos, exámenes, fotos, ejecuciones, videos, etc.) realizados a lo largo del curso para constatar así la evolución y el progreso en su aprendizaje.



Sera misión de el docente del siglo XXI seleccionar el método adecuado en el momento preciso para lograr obtener una real evaluación de los aprendizajes, tomando en cuenta siempre las características propias del alumno, su entorno y el proceso de ese resultado, son muchos los factores a evaluar si lo que se busca es conseguir una igualdad de oportunidad para todos, sin embargo estamos cada vez más cerca de lograrlo. 

REFERENCIAS

Guzmán Jesús Carlos. (2009). ¿Cómo evaluar competencias educativas?

Philippe Perrenoud ( 2004) Diez nuevas competencias para enseñar.


 Zabalza Miguel A. (2003) “Competencias docentes del profesorado universitaria. Calidad y desarrollo profesional”. Narcea, España. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada